Jamaica

Un amigo de España estuvo en casa
con nosotros
mi mujer hizo abundante agua de Jamaica
al español le encantan las aguas de frutas
“en España no acostumbramos ésto”
después lo dejamos en la casa donde tenía
su alojamiento
y pescó una diarrea interminable
no podía ir a ninguna parte
“es el agua de jamaica”
mi mujer le llevó un montón de remedios
para detener el flujo
que lo mantenía
en una deshidratación continua
duró algunos días
para restablecer su estado de salud
no quiso saber nunca más nada
de aguas de Jamaica.

This entry was posted in Poesía. Bookmark the permalink.

Leave a Reply

Your email address will not be published.